The Open luxury yacht BMW

El prestigioso fabricante alemán de vehículos, BMW, reconocido por su lema que pregunta al mundo si le gusta conducir, ha decidido explorar los límites de la navegación de lujo con su última creación: el yate eléctrico de lujo «The Open». Esta joya náutica, presentada en el Festival de Cannes, es el resultado de la colaboración entre BMW y el astillero alemán Tyde, especializado en la construcción de embarcaciones de lujo. The Open no solo es el yate más grande de su clase, sino que también establece nuevos estándares en términos de diseño, sostenibilidad y eficiencia energética.

The Open: Un Monumento de Ingeniería y Diseño Náutico

Con una impresionante eslora de 15 metros y una manga máxima de 4,5 metros, The Open se destaca no solo por su tamaño, sino también por su diseño vanguardista y su enfoque en la sostenibilidad. Equipado con hidroalas (foils) similares a las de las embarcaciones de competición, este yate logra reducir drásticamente la resistencia al agua, lo que no solo mejora su eficiencia energética sino que también le permite «volar sobre el mar». Christoph Ballin, cofundador del astillero Tyde, expresó durante la presentación en Dubai: «Con The Icon demostramos lo elegante y lujosa que puede ser la movilidad acuática sostenible».

Eficiencia Energética y Sostenibilidad

La eficiencia energética de The Open es un logro significativo. Sus motores eléctricos Torqeedo Deep Blue de 100 kW, alimentados por baterías BMW i3 de 400 kWh, se recargan mediante paneles solares instalados en el techo del yate. Este sistema no solo reduce las emisiones hasta en un 80%, sino que también permite que el yate alcance una velocidad máxima de 30 nudos (55 km/h). Esta combinación de potencia y sostenibilidad no solo es un logro técnico, sino que también refleja el compromiso de BMW con la movilidad sostenible en todos los aspectos.

Rendimiento y Autonomía

The Open no es solo una obra maestra en términos de velocidad, sino que también ofrece una autonomía excepcional. Con una capacidad de navegación de 50 millas náuticas (aproximadamente 93 kilómetros) a una velocidad media de 25 nudos (46 km/h), este yate eléctrico permite travesías prolongadas sin comprometer la sostenibilidad ni el lujo. La combinación de rendimiento y autonomía ofrece a los amantes del mar la posibilidad de explorar nuevas rutas y destinos sin preocuparse por la carga o las emisiones contaminantes.

Diseño Interior y Exterior: Elegancia en Cada Detalle

The Open no solo es una maravilla de ingeniería, sino que también cautiva con su diseño interior y exterior cuidadosamente planificado. Desde el futurista puesto de mando con un parabrisas que ofrece vistas panorámicas hasta las zonas de entretenimiento en el exterior e interior, cada detalle ha sido concebido para proporcionar una experiencia de navegación única. El interior, diseñado para alojar a dos personas, incluye una amplia cabina con dormitorio, una pequeña oficina, televisión y un baño completamente equipado. En el exterior, los elementos como el sofá comunitario de proa, el comedor, el solárium y la zona de ducha en la popa ofrecen espacios ideales para el disfrute y la relajación.

Personalización y Producción

Con un diseño personalizable, The Open ofrece a los futuros propietarios la oportunidad de adaptar su yate eléctrico de lujo según sus preferencias individuales. La cartera de pedidos ya está abierta, y Tyde, el astillero encargado de la construcción, supervisará el proceso de producción. Se espera que las primeras unidades de The Open salgan de la atarazana a finales de 2024, marcando así un hito en la industria de los yates de lujo eléctricos.

Un Futuro Náutico Sostenible

En resumen, The Open no solo es un yate de lujo eléctrico; es una declaración de intenciones de BMW hacia un futuro náutico más sostenible. Al fusionar la elegancia del diseño, la eficiencia energética y la innovación tecnológica, este yate representa el compromiso de la marca con la excelencia en cada aspecto de la movilidad, incluso en el vasto y apasionante mundo de los mares.

BMW ha llevado la movilidad eléctrica al agua, marcando un hito en la industria de los yates de lujo y consolidándose como un líder visionario en la convergencia entre lujo y sostenibilidad.