Repsol empresa contaminante

Repsol obtendría hoy la medalla de plata en la lamentable clasificación de las empresas más contaminantes de España. Esta es una realidad a la que la empresa petrolera deberá hacer frente ante el contexto de emergencia climática al que nos enfrentamos a escala global.

Repsol debe implementar urgentemente acciones concretas para revertir esta situación, ya que su actividad empresarial actual es totalmente incoherente con los esfuerzos públicos y privados que se están llevando a cabo para frenar el calentamiento global del planeta que, si no se detiene, tendrá consecuencias devastadoras.

Repsol promete ‘cero emisiones’ en 2050

Si bien recientemente Repsol se ha comprometido a convertirse en una empresa de ‘cero emisiones’ en 2050, esta medida posiblemente llegue tarde. Estamos en emergencia climática y hablar de ‘cero emisiones’ dentro de 30 años –cuando los efectos del cambio climático sean posiblemente irreversibles-, sinceramente parece una broma de mal gusto.

De hecho, si se mantiene el volumen de emisiones actual, la tierra será inhabitable en 2050 según un informe de la ONU.

Esta voluntad de reducción progresiva de emisiones a lo largo de las próximas tres décadas no es exclusiva de Repsol. De hecho, es el principal objetivo que se está planteando durante la cumbre contra el cambio climático que se está celebrando en Madrid.