Kuo Tie

El Kuo Tie es uno de los platos clásicos de la gastronomía asiática y también uno de los que generan más ‘fans’ por su simplicidad, pero también por su magnífico sabor. Conocidas en España de forma coloquial como ‘empanadillas chinas’, hacerlas es todo un arte y requiere conocimiento e ingredientes de primera calidad para que el resultado final sea excelente.

Qué es el Kuo Tie y qué orígenes tiene

También conocidos en chino mandarín como Dim Sum, el Kuo Tie es un tipo de aperitivo o entrante que tiene su origen en China. Su significado en español sería algo parecido a ‘Alcanzar el Corazón’, algo que realmente hace de forma metafórica cuando lo comemos si el Kuo Tie está realmente bien hecho.

Tipos de Kuo Tie: amplio abanico de posibilidades

Fundamentalmente, las diferencias se basan en el relleno y en el tipo de harina que utilizamos para hacer la pasta. Si bien se suele usar la carne picada de distintos animales para el relleno, la realidad es que podemos hacer Kuo Tie con muchísimos ingredientes, también vegetarianos y veganos. En todos los casos, la creatividad es un factor clave para convertir este plato en una auténtica experiencia gastronómica.

La pasta del Kuo Tie, uno de los secretos del éxito

Según nuestra perspectiva, una de las cosas más importantes para hacer Kuo Tie de la máxima calidad y a nivel gastronómico ‘Gourmet’ es la calidad de la pasta de la empanadilla, que debe estar basada en harinas de la máxima calidad. Y, por supuesto la calidad de los ingredientes del relleno.

Obviamente podemos encontrar versiones congeladas en muchos supermercados, algunas de ellas de una buena calidad, pero no responden al nivel de excelencia exigido si realmente queremos convertir el Kuo Tie en un plato gourmet ‘top’. Así que no queda otra que ponerse manos a la obra y empezar a crear la pasta nosotros mismos.

Harina de arroz o de trigo

Em primer lugar, debemos elegir si queremos hacer Kuo Tie con harina de arroz o de trigo. Una vez nos hayamos decantado por una u otra, tenemos que agendarnos un bol o recipiente donde pondremos la harina y un poco de sal. A continuación iremos añadiendo el agua poco a poco.

Amasaremos hasta que la harina se vaya volviendo más consistente y el agua evaporando. El objetivo es formar una bola de pasta. Luego prepararemos una superficie limpia espolvorearemos encima de ella un poco de harina para que la bola de pasta no se pegue. Posteriormente, pondremos la bola encima y terminaremos de ‘trabajar’ la bola hasta que deje de estar pegajosa al tacto.

Finamente, envolveremos la bola de pasta con un plástico film y la meteremos en la nevera un periodo de tiempo mínimo de dos horas. Una vez pase este tiempo ya podremos empezar a hacer las pequeñas empanadillas.

Cortaremos trozos pequeños de la bola (a nuestro gusto), los aplastaremos con un rodillo e iremos formando la pasta para las empanadillas chinas una a una. Y ya tendremos las bases para crear las Kuo Tie. Ahora únicamente hace falta añadirle los ingredientes.

Otros ingredientes para preparar el Kuo Tie

Como os he comentado antes, el Kuo Tie clásico incluye carne picada, habitualmente de ternera o cerdo. Se suele condimentar con azúcar, sal, pimienta, cebolleta y otras especias o vegegales.

Pero también podemos hacer recetas vegetarianas –que incluyan por ejemplo ingredientes como huevo o queso-, y también veganas. Una que nos gusta bastante es la que incorpora gambas o marisco.

Cómo cocinar el Kuo Tie

Fundamentalmente existen dos formas de cocinar el Kuo Tie: al vapor o frito, en una plancha. Esto ya va al gusto del consumidor, pero a nosotros nos encantan de ambas formas.

Con qué acompañar el Kuo Tie

Otra vez esto va al gusto del consumidor. Existen en el mercado una gran variedad de salsas para acompañar un plato como el Kuo Tie. Es interesante que ‘mariden’ con los ingredientes que hemos usado para su elaboración, pero según mi punto de vista, un clásico que no debe faltar es la salsa de soja.

Restaurantes donde comer Kuo Tie

Existen muchos restaurantes que sirven Kuo Tie pero yo os recomiendo que, antes de elegir uno, preguntéis si la masa está hecha de forma artesanal o no, ya que es uno de los factores más importantes a la hora de determinar la calidad del producto final, ya elaborado.