Dior, la casa de moda icónica, ha forjado una innovadora alianza gastronómica con Anne-Sophie Pic, la renombrada chef galardonada con la mayor cantidad de estrellas Michelin a nivel mundial. Esta fusión pionera entre alta costura y alta cocina promete deslumbrar con experiencias culinarias excepcionales, llevando el prestigio de Dior más allá de las pasarelas.

La anticipada apertura del restaurante Dior en Osaka, prevista para el año 2025, será liderada por la destacada chef francesa Anne-Sophie Pic, marcando el inicio de una colaboración a largo plazo entre dos emblemas de la elegancia. Este ambicioso proyecto tiene como objetivo integrar la distinción de ambos nombres en la cultura universal, ofreciendo una experiencia sensorial verdaderamente única.

Anne-Sophie Pic, una chef de reconocido prestigio

Anne-Sophie Pic, reconocida con nueve restaurantes en todo el mundo, incluyendo el aclamado Restaurant Pic de Valence (Francia) con tres estrellas Michelin, asume el reto de reinterpretar creativamente los códigos de Dior. Su misión incluye la creación de intrincados y deliciosos pasteles que serán servidos en el estratégicamente ubicado Café Dior by Anne-Sophie Pic, próximo a la nueva boutique de Dior en la Terminal 2 del aeropuerto internacional de Kansai.

Estas delicias gastronómicas, cuidadosamente diseñadas, exploran temas que van desde la emblemática rosa hasta el inconfundible cannage, incorporando motivos de leopardo para ofrecer una experiencia (re)descubrimiento multisensorial de la rica herencia de Dior. Inspiradas en la sensualidad femenina y en las creaciones atemporales de Christian Dior, estas creaciones culinarias aportan un toque de sofisticación a la mesa.

La exclusiva colaboración entre la moda y la alta cocina representa el último proyecto de restauración de Dior. Además del nuevo establecimiento en Osaka, Dior ya cuenta con el exitoso restaurante Monsieur Dior, dirigido por el chef francés Jean Imbert en su histórico buque insignia de París. Los Cafés Dior en Estados Unidos y Asia también contribuyen a consolidar la presencia culinaria de la casa de lujo a nivel mundial. Este matrimonio entre la moda y la gastronomía refleja una audaz evolución en la estrategia de Dior para ofrecer experiencias excepcionales a sus clientes globales.