Wilder Fury II

Casi dos meses después de la llegada del 2020, tendrá lugar la primera de las peleas que consideramos como ‘Top’ en el calendario del boxeo mundial. Se trata del combate entre Deontay Wilder ‘The Bronze Bomber’ y Tyson Fury ‘The Gipsy King’, que tendrá lugar la madrugada de hoy –hora europea-, en Las Vegas (Nevada, EEUU).

Dos pesos pesados que dan espectáculo dentro y fuera del ring

Sin duda, la categoría de los pesos pesados es una de las más interesantes en la actualidad, por no decir la que más. En lo más alto de los rankings se sitúan cracks como Wilder y Fury, que comparten protagonismo con púgiles de la talla de Joshua o Ruiz, entre otros.

Entre los dos contendientes del combate de hoy posiblemente sea el inglés el que ofrezca más espectáculo por la gran agilidad con la que se mueve por el ring, su técnica depurada y también por su personalidad un tanto excéntrica y divertida. Según mi punto de vista es un lujo verle bailar sobre el cuadrilátero, teniendo en cuenta su enorme tamaño.

Si Tyson quiere ganar le debe ‘boxear’ al bombardero, olvidarse del KO y cuidar mucho su defensa, porque las bombas de Wilder son letales…y al final siempre terminan llegando

Por otro lado, Wilder me parece un boxeador más sobrio en cuanto a estilo, menos amante de tomar riesgos innecesario y un poco más aburrido (en general) para el público.

Su punto fuerte es obviamente su pegada demoledora, que puede llegar en cualquier momento. Y, de hecho, al final siempre llega. Él es consciente de ello y ‘cree’ mucho en que su ‘bomba’ va a aparecer. Su otro punto fuerte es que es un gran encajador. En algunos de sus combates se ha comido algunos ‘palos’ terroríficos casi sin pestañear.

El combate de hoy tiene un pronóstico incierto. Si Fury no se arriesga en exceso y le va ‘boxeando’ a Wilder, ganándole asalto tras asalto, puede vencerle. Considero que es muy complicado que le noquee por lo que debería ser una victoria a los puntos del británico.

Por el contrario, por muy bien que le boxee el gitano, si el bombardero tiene el día y consigue impactarle con uno de sus misiles, Fury lo tiene mal.

Es cierto que Fury ha dado también muestras de que es un excelente encajador y también de su asombrosa capacidad de recuperación, pero se va a enfrentar al noqueador más temible de la categoría y no debe tomar más riesgos de los imprescindibles si no quiere que le manden a dormir antes de la hora.