Botswana permite cazar elefantes

El Gobierno de Botswana subastará la muerte de 60 elefantes, que serán ejecutados por diversión por parte de algunos descerebrados de alto poder adquisitivo. A cambio, percibirá unos dos millones de dólares manchados de sangre.

El Gobierno del país africano justifica la decisión por los problemas de convivencia entre los humanos y los paquidermos. La solución: matar a tiros a los elefantes.  

El caso es que esta actividad, más que cuestionable para cualquiera que tenga una mínima ética, despierta un morbo enfermizo entre muchos millonarios del mundo capaces de pagar importantes sumas de dinero por convertirse en el verdugo que aprieta el gatillo.