chlorella o espirulina

Los superalimentos están de moda y la Alga Chlorella y la Alga Espirulina figuran, sin ningún tipo de dudas, entre los más interesantes. Pero, a la hora de elegir, podemos fácilmente encontrarnos con este dilema: ¿Chlorella o Espirulina? La respuesta fácil es ‘las dos’, pero vamos a intentar poner algo de luz en este asunto y diferenciar estas dos impresionantes microalgas que tanto pueden aportarte en términos de salud y bienestar.

Qué es y para qué sirve la Chlorella: propiedades principales

Empezamos por el principio y vamos a definir qué es la Chlorella. La Chlorella o Clorella (en términos coloquiales) es una microalga unicelular de forma esférica –cuyo nombre científico es Chlorella Vulgaris-, que suele consumirse en forma de complemento alimenticio (en polvo o en pastillas).

La Alga Clorella es una fuente de clorofila, proteínas, Omega 3, vitamina A, E, varias vitaminas del grupo B –B1, B2, B3, B5, B9 y B12-, vitamina C, H, fósforo, potasio, fitonutrientes, zinc, manganeso y ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Casi nada las propiedades de la Chlorella, ¿no?

Menos protéica que la Espirulina, pero más ‘detox’

Es cierto que contiene menos proteína que la Espirulina pero, por el contrario, tiene más clorofila, que está especialmente indicada para desintoxicar el organismo y eliminar los metales pesados que acumulamos en el mismo debido a una mala dieta, repleta de alimentos tóxicos.

¿Cuáles son los beneficios de la Chlorella?

Una de las cosas más importantes que debes saber sobre la Chlorella o Clorella es que contiene el llamado factor de crecimiento Chlorella (Chlorella Grow Factor o CGF), rico en ácidos nucleicos ADN y ARN. De hecho, es la única que lo contiene así que no hace falta que busques mucho más. Este elemento funciona como potenciador de la flora intestinal, refuerza las defensas, mejora la resistencia física, puede mejorar la longevidad, es ‘detox’ y anticancerígeno. Es tremendamente importante para el óptimo estado y funcionamiento de numerosos órganos. 

La Chlorella funciona especialmente bien para tratar trastornos hepáticos o para desintoxicar personas que se drogan, beben o fuman mucho.

Cómo se debe tomar la Chlorella

Como siempre aconsejamos en VIP Today Magazine, debemos acudir a un profesional especializado en dietética y nutrición antes de tomar cualquier complemento alimenticio, ya que ‘cada persona es un mundo’ y tiene necesidades nutricionales totalmente diferentes. Dicho esto a nivel de descargo de responsabilidad, se suele recomendar consumir entre 3 y 5 gramos diarios de Chlorella. Pero insistimos: habla con un profesional en la materia.

Una alga ideal para para desintoxicar

La Chlorella contiene más clorofila que la Espirulina, algo que la habilita para suprimir de forma más eficiente los metales pesados que puedan encontrarse en nuestro organismo. Y, en términos generales, cualquier tóxico presente en el mismo.

Contraindicaciones de la Chlorella

Deben evitar consumir Chlorella las personas alérgicas a los mariscos, los niños, las mujeres embarazadas o en período de lactancia, pacientes con problemas renales y alérgicos al moho, las personas inmunodeficientes y las personas con alergia al yodo.

Qué es y para qué sirve la Espirulina

Por otro lado, la Espirulina es una microalga de color verde azulado que tiene forma de espiral si la observamos desde un microscopio, obviamente. Es uno de los entes vivos más primitivos del planeta y ya era consumida por las civilizaciones más antiguas. Se genera de forma natural en aguas muy alcalinas como el lago Texcoco (méxico) o el lago Chad en África. Y se cultiva en muchos otros entornos del planeta.  

La Espirulina, reina de la proteína vegetal

La Espirulina atesora más de 50 elementos nutricionales de alto valor entre los cuales destaca la proteína vegetal de fácil absorción y alto valor biológico -entre el 50 y el 80%−, vitaminas como la b12, la E, la detoxificante clorofila, o la ficocianina, fotoquímico un anticancerígeno.

Es también una magnífica fuente de GLA -ácido gamma linoleico-, perteneciente a la célebre familia de los Omega 6.

También contiene varios minerales importantes como cobre, germanio, fósforo, potasio, calcio, hierro, cromo, manganeso, magnesio, zinc, o selenio.

El consumo de espirulina está también indicado para deportistas que quieran incrementar su rendimiento físico y recuperarse tras los entrenos a nivel muscular. Así que si te van las pesas, es un excelente complemento a los batidos de proteínas.

La espirulina también fortalece el sistema inmunitario, es un alimento ‘detox’ y tiene efectos antiestrés.

Así, como podéis ver la espirulina es un complemento alimenticio altamente potente y está, por derecho propio, en la lista de nuestros superalimentos.

¿Quién debe tomar Espirulina?

El consumo de espirulina podría estar indicado de forma genérica para cualquier persona que quiera llevar una vida más sana pero se recomienda especialmente a personas que sufran patologías como hipoglucemia, anemia, gastritis o inflamación, así como también para deportistas, como ya he mencionado anteriormente.

Cómo se debe tomar la espirulina

Como hemos dicho en el caso de la Chlorella, recomendamos consultar a un profesional especializado en dietética y nutrición antes de tomar cualquier complemento alimenticio en general y espirulina en particular.

Contraindicaciones de la espirulina

No se aconseja tomar espirulina a personas que puedan tener riesgo de sufrir hemorragias, con

hipertiroidismo, enfermedades del hígado o patologías autoinmunes. Es importante también asegurarse que la espirulina pueda combinarse con los medicamentos que se estén tomando ya que podría tener graves consecuencias. En este sentido, si se toma cualquier medicamento y se quiere también tomar Espirulina, es importante consultar previamente a un médico.