Combustible SAF sostenible

La aerolínea Air France y la petrolera Shell han sellado un acuerdo de colaboración que permitirá que, a partir del 1 de junio de 2020, los vuelos de la aerolínea francesa que salgan del aeropuerto de San Francisco se propulsen usando una mezcla de combustible de aviación convencional y SAF (combustible sostenible).

Esta acción puntual puede marcar el camino del que debería ser el futuro sostenible de la aviación comercial, que podría apostar por el SAF, un combustible procedente de grasas y aceites de residuos no comestibles que cumple con los estándares internacionales a nivel de sostenibilidad.